Sobre este tema de los hermanos Galán, para el mayor, Juan Manuel, termina su actividad parlamentaria. Su tarea se concentrará ahora en la resurrección del Nuevo Liberalismo, partido que creó su padre y que estuvo a punto de llevarlo a la Presidencia, si no interrumpen su vida. Juan Manuel está empeñado en revivir el Nuevo Liberalismo para tratar de continuar el camino que inició su padre: va a elevar ante el Consejo de Estado una solicitud para que le sea restablecida la personería jurídica al Nuevo Liberalismo. Ese partido fue exterminado por los mismos y con los mismos métodos de quienes arrasaron con la Unión Patriótica, y así como a la UP le restablecieron la personería jurídica, con las mismas razones Galán espera lo mismo con el Nuevo Liberalismo: «Si los victimarios como las Farc tienen hoy su espacio político, con mayor razón debemos tenerlo quienes fuimos víctimas de la violencia», dice Juan Manuel. Los hermanos Galán tienen como meta promover un gran movimiento político para las elecciones regionales del año entrante, con propósitos de renovación de dirigentes y de prácticas políticas. No hay duda de que sin siquiera saberse hoy quién será el próximo presidente, ya están desempollando los llamados delfines: Simón, Juan Manuel, Horacio José, Juan Fernando, Martín, Santiago, Miguel… Es decir, Gaviria, Galán, Serpa, Santos, Pastrana, Samper…