Dos | Se consolida un pacto de no agresión entre bandas en Tumaco

SecretosCMI - 8 de julio del 2019

Tumaco es uno de los municipios más violentos de Colombia. El origen de su violencia parecería ser la difícil situación social que atraviesa, debido a los cultivos de cerca de veinte mil hectáreas de hoja de coca y a la presencia de diferentes grupos armados que disputan el control del territorio y el negocio del narcotráfico.

Según reportes del Ministerio de Defensa, en Tumaco los homicidios han disminuido este año en un 37 %. La Fuerza Pública, que hace presencia en la región con más de ocho mil efectivos del Ejército, la Armada, la Fuerza Aérea y la Policía, reclama como propio el éxito en la disminución de asesinatos en Tumaco. Sin embargo, esta sección tuvo acceso a esta copia del pacto de no agresión que el 13 de diciembre pasado suscribieron los principales líderes de los grupos armados ilegales que operan en el municipio y que ejercen control en la mayoría de los 76 barrios del casco urbano de Tumaco. En el pacto, los representantes de

los grupos ilegales se comprometen a «no más muertes entre los grupos, ni agresión entre los mismos, ni extorsiones, vacunas o boleteos a la comunidad, ni homicidios entre la sociedad civil». El obispo de Tumaco, monseñor Orlando Ovalle, le confirmó a esta sección la existencia del acuerdo que ha permitido disminuir la criminalidad en el caso urbano del municipio y que contó como testigo con uno de sus párrocos.

Independientemente de si la disminución de homicidios se debe al pacto firmado por las bandas criminales o al trabajo de la Fuerza Pública en su lucha contra la criminalidad, lo cierto es que Tumaco sigue reclamando mayor presencia de inversión estatal que les dé mejores opciones de vida a sus habitantes.

Temas Relacionados: