El rector de la Universidad Externado de Colombia, Juan Carlos Henao, y los miembros de su consejo directivo están afrontando una inexplicable andanada del exfiscal Eduardo Montealegre. Y el efecto es el contrario.

Para ser más precisos, la campaña de Montealegre no es tan inexplicable. Se sabe que él ha aspirado a ser rector y las ganas no le pasan; por eso está actuando contra la institucionalidad del Externado, incluso, presentó un derecho de petición ante el consejo directivo, en el que solicita que sus miembros renuncien, con el argumento de que tienen el periodo vencido. Los miembros del consejo, según los estatutos del Externado, tienen un periodo de dos años y en caso de que vencidos los dos años no se elija nuevo consejo, los actuantes deben continuar. El exprocurador general de la nación Jaime Bernal Cuéllar, quien es miembro del consejo, reveló a esta sección los hechos y dijo que no es necesario descalificar al rector y a los miembros del consejo para aspirar a la Rectoría o para ser miembro del consejo. Bernal asegura que la gestión tanto de Henao como del consejo ha sido pulcra, honesta, legítima y absolutamente ajustada a los reglamentos, y agregó que a la universidad no la benefician insinuaciones que no son ciertas.

Una de las cosas llamativas de este conflicto es que el exfiscal Montealegre y el exprocurador han sido muy amigos y han coincidido en posiciones conjuntas. Hasta libros juntos han escrito, como el «Curso del Derecho Procesal Penal», publicado por la misma universidad. Pero esta vez, Bernal se quedó al lado del rector Henao y en contra de la acción de Montealegre. Dice Bernal que no acepta que se hagan enjuiciamientos sin ningún fundamento.

Pero no hay mal que por bien no venga, comentó el exprocurador, y explico: siendo el Externado una universidad tan contestataria, es la primera vez que todos se unen para defender la institucionalidad del alma máter.