Silenciosamente avanza en el Congreso un proyecto de ley que, escuchen bien, impone nuevas condiciones para las revocatorias de alcaldes y gobernadores.

La iniciativa es del representante de Cambio Radical Julio César Triana y ya se aprobó en primer debate.

¿Pero cuáles son las nuevas condiciones para las revocatorias? La insatisfacción general de la ciudadanía deja de ser motivo para revocar a un mandatario.

El incumplimiento de su programa de gobierno o de las metas del plan de desarrollo tendrá el mayor peso.

Y aquí viene lo mejor: se busca que cuando empiece un proceso de revocatoria se realice una audiencia pública, un cara a cara, en el que el mandatario podrá defender su gestión y los promotores de la revocatoria deberán presentar sus argumentos.

Publicidad

Un juicio público. Se imaginan lo que puede pasar en estas audiencias.