Tras muchos líos para su entrega y después de seis años de construcción, el Fondo de Adaptación entregó el pasado mes de enero el puente Hisgaura, ubicado en la vía Málaga-Los Curos, en Santander.

El nuevo viaducto es el más alto de Colombia, tras alcanzar los 148 metros de altura, y tuvo un costo superior a los cien mil millones de pesos. Esta obra se hizo famosa porque durante su construcción el puente presentó unas ondulaciones en sus costados, por lo que recibió el nombre de puente acordeón. Según los constructores, la empresa Sacyr, esta situación no representa peligro.

Resulta que el puente está ubicado en el municipio de San Andrés y desde allí, las autoridades locales denunciaron que apenas cinco meses después de inaugurado, ya presenta daños graves en el pavimento, tremenda avería.

¿Saben qué es lo más grave? Por el puente solo circulan vehículos livianos, debido a la pandemia que tiene restringido el tránsito de vehículos de carga en la región. ¿Se imaginan cuando empiecen las tractomulas? ¡Y a solo cinco meses de inaugurado! ¡Horror de horrores!