Mañana, el Consejo Gremial Nacional elige al nuevo presidente y vicepresidente del organismo. Y por primera vez, la elección tendrá votos en contra.

El año pasado, se eligió a Sandra Forero, actual presidenta de Camacol, por unanimidad, y ella sucedió a Jorge Enrique Bedoya, presidente de la SAC, quien obtuvo 22 votos a favor y una abstención.

Para la elección de mañana, habrá una sola candidatura: la del presidente de Confecámaras, Julián Domínguez; candidatura única, porque nadie se arriesga a ser derrotado. Será única, pero no unánime: por primera vez, en esa elección habrá votos en contra. Se calcula que cinco o seis miembros del consejo votarán en contra. Como la elección es secreta, seguramente nunca se sabrá quiénes votaron en contra. Domínguez se postula acompañado de la presidenta de Acopi, Rosmery Quintero, como fórmula vicepresidencial.

Lo grave de los cinco o seis votos en contra es que por primera vez en 25 años ¡el Consejo Gremial se dividió! Esta noche hay llamadas y consultas entre todos los cacaos empresariales para tratar de obtener un voto unánime en la elección. Aló, aló, doctor Bruce… Aló, aló, doctor Bedoya… Aló, aló, doctor Lafaurie.