Deportistas profesionales afiliados a las 11 ligas deportivas que existen en Bogotá llevan tres años esperando la terminación de las obras de reforzamiento estructural de la Unidad Deportiva El Salitre, ubicada al occidente de la ciudad.

Este es el estado en que se encuentran hoy las obras: total abandono. En imágenes aéreas se puede ver la cruda realidad: la unidad no tiene ni siquiera techo, la estructura está a la intemperie, los materiales están abandonados.

Le puede interesar: Valle del Cauca modifica toque de queda por incremento en ocupación de UCI

El contrato para reforzar y hacer las adecuaciones arquitectónicas en la unidad deportiva se inició en noviembre de 2017 y debía terminar 13 meses después, es decir, en diciembre de 2018. Hoy no existe ni fecha de entrega y avanza contra el contratista Unión Temporal San Antonio IDRD Reforzamiento Asemain un proceso por incumplimiento.

Hoy, el contralor de Bogotá, Andrés Castro, adelantó una inspección a la obra y ordenó un estudio técnico para determinar si es posible retomar los trabajos. Las obras, después de casi tres años, tienen un avance de apenas el 39 % y los deportistas siguen huérfanos de lugares aptos para su entrenamiento.

Publicidad