El elefante blanco de todos los lunes: en 2016, la Alcaldía de Cartagena contrató la construcción del centro de desarrollo infantil del sector de Villas de Aranjuez, con un costo de $ 2738 millones.

La obra estaba a cargo del Consorcio Villas de Aranjuez 2016, conformado por ING Construcciones, Eduardo Hernández Peña y la firma H&M, pero solo hasta el

7 de noviembre del año 2018, el alcalde Pedrito Pereira puso la primera piedra para la obra, que debía estar lista en cinco meses.

La obra fue modificada para que fuera de dos pisos y no de uno; este centro beneficiaría a cerca de cuatrocientos niños que aún la esperan.

Y hoy, la Alcaldía dijo que no hay recursos para poder terminarlo. ¡Qué horror de cosas con mi país!