Nuestro elefante blanco de todos los lunes: la torre de Urgencias del Hospital de Kennedy lleva 14 años de construcción y solo tiene un 33 % de avance en su ejecución.

Resulta que en el año 2007 se contrató por $ 12.000 millones y terminarla costará $ 131.000 millones, es decir, casi diez veces más del valor inicial. Las cifras se aclararon hoy, luego de una visita a la obra del contralor distrital, Andrés Castro, quien inspeccionó el avance de los trabajos y confirmó que esta construcción llegará a su fin solo hasta noviembre de 2022. La obra, salpicada por el carrusel de la construcción, es una herencia maldita, de corrupción y desidia administrativa; estuvo congelada más de diez años y solo hasta el 2019 se reactivó. Ya se tiene la estructura metálica, se culminó el reforzamiento estructural y se avanza en los acabados. El contratista está tramitando una adición por $ 38.000 millones para finalizarla.

La Contraloría Distrital tiene la lupa puesta en esta intervención, que se espera beneficie a más de dos millones de personas en el suroccidente de la ciudad.