La siguiente es la historia de un elefante blanco que sería la plazoleta lúdica en el municipio de Aipe, en el Huila, que sería usada para la realización de actos cívicos y culturales.

En su construcción se han invertido $ 3207 millones provenientes de regalías. Resulta que faltando pocos días para la terminación de su mandato, el exalcalde de Aipe Jesús Ernesto Álvarez adelantó un proceso licitatorio exprés: el 5 de diciembre de 2015 le fue asignado al Consorcio Único 2015 el contrato 446 con un plazo de ejecución de seis meses y por un valor de $ 2787 millones.

En 2016, con la llegada del nuevo alcalde, José Castro, se prorrogó el contrato por ocho meses más desde entonces, la obra ha tenido varias suspensiones, prórrogas y adiciones presupuestales que superan los cuatrocientos millones de pesos.

 

Lea además: (Video) “Se nos acercaron con cuchillos y botellas rotas”, conductor de ambulancia atacada en el Portal Américas

 

Hoy, se cumplen más de cinco años en una obra que aún no termina; la construcción de la plazoleta se encuentra paralizada desde mayo de 2019. A pesar de las millonarias inversiones, la obra quedó a medio hacer, pues a la plazoleta le faltan pisos y acabados. Por el abandono en que se encuentra, se ha deteriorado lo que se ha alcanzo a construir.

La Contraloría abrió un proceso de responsabilidad fiscal contra exalcaldes y exsecretarios de Aipe por un detrimento patrimonial de $ 2828 millones.