Comenzó el conteo regresivo para que los colombianos declaren los bienes y las cuentas que tengan en el exterior.

Quedan nueve días: el plazo vence el próximo 25 de septiembre. Quienes declaren antes de esa fecha sus bienes en el exterior pagarán una tarifa sanción del 15 %.

Pero así como hay zanahoria, también hay garrote; la zanahoria está en que se puede pagar una multa solo del 7,5 % si los capitales son repatriados al país e invertidos aquí, por un periodo mínimo de dos años.

El garrote es para quienes no declaren sus bienes y cuentas en el exterior: perderán sus «ahorritos», pagarán multas hasta del 200 % e incluso podrían ir a la cárcel por evasión.

En la pasada amnistía, se declararon $ 13,4 billones y se recaudaron $ 1,1 billones.

Esta nueva amnistía a capitales en el exterior está contenida en la reforma llamada «de crecimiento», que el Congreso aprobó en enero de este año.

Publicidad