El Ministerio del Trabajo y las centrales obreras comenzaron el tira y afloje para definir el ajuste de salarios que cobijará a 1.275.000 trabajadores del sector público.

La negociación determinará el aumento de sueldos que regirá para el año 2021, con retroactividad al 1 de enero y para el año 2022. Trascendió que la exigencia de los empleados públicos es de 8 %, pero las malas lenguas dicen que en medio de la estrechez fiscal, el Gobierno está pensando en un congelamiento de sueldos.

 

Le puede interesar: Colombia recibió 391.950 nuevas dosis de vacunas Pfizer

 

Esta negociación nunca ha sido fácil, pero este año supone un verdadero desafío, si se tienen en cuenta los problemas de caja que enfrenta el Gobierno. Además, el pliego de peticiones por discutir tiene 1227 puntos. Al margen del aumento de sueldos, la negociación abarca temas tan complejos como la jornada laboral, el concurso de méritos, nuevas reglas para la carrera administrativa, garantías sindicales, prestaciones, programas de bienestar y capacitación, y muchos temas más. Si a eso le sumamos el pliego de emergencia por la pandemia, definitivamente será la negociación laboral más difícil de la historia reciente.