La Contraloría realizó una encuesta virtual entre 12.230 trabajadores de la salud. Los resultados son preocupantes; vean, por ejemplo: nueve de cada diez encuestados dentro de los organismos de salud revelan que no se han sometido a pruebas del coronavirus. El 47 % dice que ha tenido que adquirir los elementos de bioprotección como caretas y guantes con sus propios recursos. En cuanto a sus condiciones laborales, el 43 % dice que está trabajando mediante contrato de prestación de servicios. Los departamentos donde la situación es preocupante son Antioquia, Cesar, Santander, Caquetá y Córdoba.

Conclusión: ¡la situación de todo el cuerpo médico que protege nuestra salud no puede ser más preocupante! ¡Por no decir terrible!