Hoy se divulgó una especial invitación de los obispos a todos los colombianos. Mediante un comunicado, los obispos del país, encabezados por el arzobispo de Bogotá, monseñor Luis José Rueda, presidente de la Conferencia Episcopal, afirman que:

«El plan de vacunación que se adelanta en nuestro país está logrando mitigar la fuerza expansiva de la pandemia, permitiendo a su vez acrecentar la confianza en la eficacia y seguridad de las vacunas contra el COVID-19».

Dicen los obispos que mientras se mantengan las circunstancias actuales de peligro grave, para el creyente es moralmente aceptable recibir la vacuna que esté disponible. Advierten que «aunque la vacunación —como todo tratamiento farmacéutico— debe ser libre y voluntaria, negarse a este acto solidario, sin una argumentación razonable, en conciencia o razón médica, constituiría una falta contra el bien común».

 

Conozca más: Hombre envió dinero por tres años a su novia a larga distancia hasta que descubrió el engaño de su compañera de apartamento

 

Sigue así la Iglesia católica colombiana la recomendación del papa Francisco, quien es un férreo defensor de la vacunación como método científico para contrarrestar los alcances mortales de la COVID-19.

Oportuna invitación de la Iglesia católica, porque por ahí en los pueblos uno que otro dirigente, o miembro, o vocero de algunas otras creencias religiosas ¡están predicando contra la vacunación! ¡Qué horror!