El controvertido exgobernador de Cundinamarca Pablo Ardila fue detenido y enviado a la cárcel en Barcelona (España) después de tres años de investigación.

Los delitos por los que lo acusan reflejan la gravedad de sus conductas en ese país: trata de seres humanos con fines de explotación laboral, abuso sexual, blanqueo de capitales, delitos contra Hacienda Pública y delitos contra el medioambiente.

 

Le puede interesar: Patrullero herido con arma de fuego relata cómo fueron atacados por encapuchados en Cali

 

Publicidad

La primera denuncia fue por trata de seres humanos con fines de explotación laboral, instaurada por una empleada doméstica que habría sido su víctima. Durante la investigación de ese caso fue descubierta la presunta participación de Ardila en otros delitos graves.

Ardila fue conocido en el país por su afición a la cacería y por haber heredado el vespertino El Espacio. Ardila vive en España hace una década, después de terminar de pagar la condena que le impuso la justicia colombiana por hechos de corrupción cometidos cuando fue gobernador de Cundinamarca.