Una millonaria pelea se ha venido dando en los estrados judiciales por el valor de unos lotes sobre los cuales se planeó un gran proyecto de vivienda de interés social en el sur de Bogotá. El enfrentamiento lo protagonizan la Fundación Social, compradora de los terrenos, y la Promotora San José de Maryland, en condición de vendedora.

El negocio se cerró en 2013 por $ 68.000 millones, pero ahora la Fundación Social está demandando la devolución de $ 7800 millones. La razón es que en los lotes ubicados en Bosa hay presencia de un antiguo meandro del río Tunjuelo, que no es otra cosa que una curva en el antiguo cauce, que hace que una parte de los lotes esté amenazada por posibles inundaciones. En otras palabras, parte de los terrenos no eran urbanizables, razón por la cual los compradores reclaman que les devuelvan lo que pagaron.

Publicidad

Malas noticias para los compradores: el pleito acaba de ser resuelto por la Sala Civil de la Corte Suprema de Justicia, donde se denegaron las pretensiones de los demandantes.