La familia del asesinado líder del M-19, Carlos Pizarro, le pidió al fiscal general que no cambie a los investigadores que llevan el caso.

En una carta enviada al fiscal Francisco Barbosa, cuestionan la decisión de trasladar el proceso del despacho de Mauricio Ponce, fiscal de la Unidad de Contexto, al de Alexánder Tovar, fiscal de la Unidad de Derechos Humanos. La familia Pizarro argumenta que el fiscal Ponce lleva más de siete años con el expediente, que cuenta con más de veinticinco mil páginas, por lo que al ser reasignado, el nuevo fiscal tendrá que analizar nuevamente semejante voluminoso dosier.

Le puede interesar: Vehículos de servicio público tendrán póliza que cubrirá 100 % de pérdidas durante manifestaciones

En la carta destacan que el fiscal Ponce llamó a indagatoria a tres exfuncionarios del DAS y pidió investigar al general retirado Miguel Maza Márquez.

Carlos Pizarro fue asesinado en abril de 1990 y pese a que los paramilitares se atribuyen el crimen, la Fiscalía investiga la participación de servidores públicos en el magnicidio.