Como se sabe, la Registraduría suspendió la entrega de formularios para la recolección de firmas que deben reunir los promotores de las revocatorias de 58 alcaldes. Los más destacados alcaldes que se pretende revocar son los de Bogotá, Claudia López, y de Medellín, Daniel Quintero.

La Registraduría aplazó, mientras conoce el concepto del Ministerio de Salud sobre la conveniencia sanitaria de realizar la movilización que supone la recolección presencial de firmas para apoyar la revocatoria. La Registraduría considera que si bien hay un derecho a la participación ciudadana, que defiende y no desconoce, hay un asunto superior, que es la vida.

Es que la recolección de firmas se puede convertir en fuente de contagio:

  1. ¿En esta época de pandemia es conveniente que grupos de personas recorran las calles con papeles y lápices en mano para recolectar firmas, en contacto físico con los eventuales firmantes?
  2. ¿Cuáles serían las normas de bioseguridad que deben seguir los recolectores de firmas?

Le puede interesar: Fiscalía vincula a general (r) en investigación por la muerte de Luis Carlos Galán

Y ciertamente, no se trata de coartar el derecho a la participación ciudadana, es un asunto de salud pública y creemos seguro que el ministerio aplazará el tema y por largo tiempo, mientras pasa la pesadilla.