La Fiscalía reanudó las negociaciones con los dos mayordomos de la finca del exembajador Fernando Sanclemente, donde las autoridades encontraron un laboratorio de cocaína.

Aunque el proceso de colaboración estaba frenado desde diciembre, el fiscal del caso, Daniel Hernández, decidió retomar la negociación con Laureano Martínez y Gustavo Bejarano, con el fin de que entreguen los detalles de la red de tráfico de droga. Como primera medida, los dos extrabajadores de la finca fueron trasladados desde la cárcel La Modelo a las celdas del antiguo DAS, para garantizar su seguridad. El abogado Víctor Muñoz, quien representa a los dos detenidos, tendrá que entregarle al fiscal Hernández una matriz de colaboración en la que se incluirán los nombres de los financiadores de la banda de narcotráfico. Al terminar la negociación, el asunto pasará a un juez para que legalice el procedimiento.