Un nuevo intento de evasión de la justicia quedó en evidencia con la reciente imputación a un general y a otros nueve militares presuntamente responsables de falsos positivos.

 

Le puede interesar: Exfuncionarios y empresarios aceptan corrupción en trámites en el Invima

 

En el documento de la acusación, la JEP revela que un cabo del Ejército involucrado en los hechos recibió presiones para que no diera declaraciones en contra de sus superiores. El cabo Gutiérrez les dijo a los magistrados que recibió amenazas y hostigamientos de otros militares; además, denunció que le ofrecieron un plan de fuga para evitar que siguiera declarando. Este ofrecimiento lo habría recibido por medio de la abogada de un coronel de apellido Rincón.

Las declaraciones del cabo fueron reveladas por la Justicia Especial para la Paz (JEP).