La Procuraduría archivó el proceso a los generales Carlos Rodríguez y Juliette Kure por presuntas omisiones en la seguridad de la Escuela de Cadetes General Santander.

La administración de Fernando Carrillo abrió investigación a los dos oficiales para verificar si se tomaron las medidas para salvaguardar la seguridad de las instalaciones de la escuela. Tras analizar el caso, en un fallo de 74 páginas, el ministerio público estableció que se debe archivar el proceso al entonces director nacional de Escuelas de la Policía Nacional, Carlos Rodríguez, y a la directora de la Escuela de Cadetes, Juliette Kure, dado que la entidad estableció que «no hubo irregularidades ni omisiones» en la seguridad de las instalaciones.

En la decisión, la Procuraduría argumenta que los oficiales no tuvieron responsabilidad disciplinaria en el acto terrorista.