El Gobierno nacional, por medio del Ministerio de Justicia, acaba de pronunciarse ante la Corte Constitucional sobre el aborto.

Lo hizo a raíz del estudio que hace la Corte de cinco nuevas demandas que piden su total despenalización. Mediante un concepto enviado por el viceministro de Promoción de la Justicia, Francisco José Chaux, se le pidió a la Corte Constitucional inhibirse de pronunciarse de fondo sobre el aborto, al considerar que se trata de cosa juzgada constitucionalmente. En esos términos, el Ministerio de Justicia se refiere al fallo de la Corte del año 2006 en el que se despenalizó el aborto en tres circunstancias: cuando el embarazo sea por una violación, cuando el feto tenga una grave malformación o cuando corra peligro la vida de la mujer.

El concepto del ministerio no obliga. La Corte se pronunciará en un par de meses.