Por primera vez, desde cuando rige nuestra actual Constitución, el Gobierno toma el control del Banco de la República.

La designación del exministro Alberto Carrasquilla como codirector del Banco de la República en reemplazo de Carolina Soto marca un hecho inédito en la historia del Emisor. Como se sabe, la Constitución Política estableció en sana lógica los mecanismos para garantizar un sistema de pesos y contrapesos que garantice la autonomía del banco Emisor, pero ese espíritu constitucional se alteró completamente.

El artículo 371 de nuestra Carta establece que el Banco de la República contará con autonomía administrativa, patrimonial y técnica, y el artículo 372 determina un sistema diseñado para que cada Gobierno reemplazara solo a dos miembros de la junta; los otros tres vendrán del Gobierno anterior, de modo que se garantice así su independencia. Hoy, todos los miembros de la junta fueron nombrados por el presidente Iván Duque. Ellos son:

  • Alberto Carrasquilla
  • Roberto Steiner
  • Bibiana Taboada
  • Mauricio Villamizar
  • Jaime Jaramillo Vallejo.

 

Lea además: Estados Unidos moviliza ayuda tras el “catastrófico” huracán Ida

 

El único integrante de la junta del Emisor que no fue nombrado directamente por Duque es el gerente general, Leonardo Villar, quien fue escogido por la junta anterior, en la que el presidente no tenía mayoría. Recuerden que a ese cargo aspiraba Carrasquilla y fue derrotado por Villar ante la renuncia irrevocable que presentó Juan José Echavarría por una calamidad familiar.

El asunto no es menor, si se tiene en cuenta que son los integrantes de la junta directiva quienes toman las decisiones cruciales en materia de política monetaria y económica. Esta sección consultó a Salomón Kalmanovitz, excodirector del Banco de la República, quien escribió lo siguiente: «La división de poderes saltó en añicos. Muy descarado el presidente».

Son palabras, repito, del excodirector, señor Kalmanovitz.