A los más poderosos gremios empresariales del país no les gustó la determinación de dejar las llaves de la reapertura gradual de la economía en manos de los alcaldes.

La molestia la expresó la presidenta de Camacol, Sandra Forero, en un foro virtual de Corficolombiana realizado ayer, pero que pasó desapercibido. La dirigente se quejó públicamente por la decisión de los alcaldes de decretar nuevas cuarentenas y se le oyó decir: «A estas alturas, todavía estamos recibiendo decretos de toques de queda y de cierres permanentes. Así no hay sector productivo que resista».

Sandra Forero no mencionó a nadie, pero como dice el dicho: «Te lo digo, Juan, para que lo entiendas, Pedro».