Todo indica que sí habrá cambios en el gabinete ministerial, pero se darán a cuentagotas.

Aunque a la ministra del Interior, Alicia Arango, no le aceptaron la renuncia, se espera que antes de dos meses se dé un relevo en esa cartera, a donde llegaría el actual secretario de la Presidencia, Diego Molano, o el actual viceministro, Daniel Palacios, quien se ha convertido en la cara visible de ese ministerio.

En el Ministerio de Justicia habrá nombramiento y pronto; cada día toma más fuerza el nombre del exmagistrado Wilson Ruiz, cuya designación sería muy bien vista por las Cortes.

La canciller, Claudia Blum, saldría a ocupar una embajada y seguramente la jefe de gabinete, María Paula Correa, llegue a esa cartera.

En los Ministerios de Ambiente y Cultura también se daría un relevo, pero el tema se podría demorar hasta final de año.
Cambios sí, pero con calma.