Dicen que para solucionar problemas complejos hay que aplicar soluciones sencillas y eso es lo que acaba de ocurrir en la zona bananera de Urabá.

En esa región, los pequeños productores de banano estaban listos para iniciar un paro agrario y frenar el abastecimiento de productos agrícolas en Antioquia y Córdoba; la idea era llamar la atención del Gobierno por los altos costos de los insumos agropecuarios que están provocando la cascada de alzas en los precios de los alimentos.

Lea además: (Video) Insólita denuncia sobre líneas separadoras “torcidas” en una vía entre Bolívar y Sucre

Pero a última hora, el paro quedó conjurado gracias a la mediación del presidente del Consejo Nacional de Secretarios de Agricultura de Colombia (Consa), Rodolfo Correa, quien propuso una solución sencilla: la creación de una asociación de pequeños campesinos para que ellos comercialicen directamente los productos que salen del campo, tengan acceso a centros de acopio con cadena de frío y al programa de compra de insumos al por mayor.

El acuerdo alcanzado salió tan bien, que en otras regiones del país donde los productores están siendo golpeados por los altos costos de producción de sus cosechas ya están pidiendo a gritos la intervención del Consejo Nacional de Secretarios de Agricultura para solucionar los problemas del campo.

No siempre la salida son los paros; el diálogo también da sus frutos.