Desde su visita en septiembre de 2017 a nuestro país, el papa Francisco ha tenido un gran aprecio y cariño por Colombia y por su gente.

Así quedó confirmado nuevamente en la audiencia especial en la que el sumo pontífice recibió en el Vaticano al secretario general de la Comunidad Andina de Fomento, el colombiano Jorge Hernando Pedraza, y a su esposa.

Lea además: Carlos Mattos fue trasladado al pabellón de servidores públicos de la cárcel La Picota

En el emotivo encuentro, el papa recibió varios regalos, pero el que más llamó la atención del pontífice fue esta fotografía, una imagen captada en la laguna de Tota, de Boyacá, en la que se refleja un crucifijo sobre las aguas.

El papa no solo quedó gratamente sorprendido con la imagen, sino que además pidió que la fotografía ocupara un lugar en su despacho.