El rector de la Universidad de los Andes, el exministro Alejandro Gaviria, acaba de tomar una determinación sin precedentes en la historia de ese centro de educación superior: cambió el tipo de contratación para profesores de planta y personal administrativo; ahora, todos los contratos pasaron a ser a término indefinido para garantizar la estabilidad laboral del personal.

El rector Gaviria, además, lanzó una campaña para ayudar económicamente a las familias de escasos recursos que habitan en los alrededores de la universidad y que derivan su sustento de la actividad de profesores y estudiantes de Los Andes.

Acciones ejemplares que ojalá se repliquen a lo largo y ancho del país.