Se acerca el fin de la legislatura y varios proyectos comienzan a naufragar. El próximo 16 de junio termina el actual periodo del Congreso y son varios los proyectos que seguramente no alcanzarán a debatirse por falta de tiempo.

Uno de los que prácticamente está hundido es el proyecto que ratifica el Acuerdo de Escazú, que busca el acceso a la información en materia ambiental. Esta iniciativa, a pesar a tener mensaje de urgencia por parte del Gobierno, no ha tenido ningún debate en las comisiones segundas. El proyecto es respaldado por las organizaciones sociales, pero rechazado por sectores empresariales que ven en la iniciativa una forma para impedir la explotación de recursos naturales del país.

Conozca más: Reducción de mortalidad en mayores de 80 sugiere efectividad de la vacuna

Otro proyecto que tiene mensaje de urgencia y que prácticamente está archivado es el que establece el régimen regulatorio del sector transporte. Otra iniciativa que correrá el mismo destino es el proyecto de transición energética, que busca avanzar en la consolidación de una matriz de generación eléctrica complementaria.

Son muchos los proyectos que se hundirán por falta de tiempo. Y eso que dos grandes reformas, la tributaria y la de salud, ya fracasaron.