La Asociación Nacional de Empresas de Generación de Energía (Andeg) advirtió que la situación en Hidroituango representa riesgos y obliga al Gobierno a una nueva subasta de cargo por confiabilidad. Según la agremiación, el abastecimiento de energía está garantizado hasta 2023; sin embargo, a partir de ese año se podrían presentar problemas.

Conozca más: Se retrasa el fallo sobre la despenalización del aborto en la Corte Constitucional

Hidroituango representará alrededor del 17 % en la generación energética del país a partir de 2024. Por ello, un incumplimiento en el cronograma podría poner en aprietos al sistema. El presidente de Andeg, Alejandro Castañeda, argumentó que para evitar complicaciones de suministro en el futuro, es oportuno realizar una subasta a más tardar en el primer trimestre de 2022 para que ingresen nuevas empresas al mercado.

De esta manera, se podrían suplir las necesidades de generación, de persistir las dificultades con el proyecto de Hidroituango por los ruidos que giran alrededor de EPM.