Con un proceso riguroso de bioseguridad, en el Salón Elíptico del Congreso se iniciaron las sesiones semipresenciales en la Cámara. Cada curul fue previamente desinfectada y todos los parlamentarios fueron sometidos a toma de temperatura antes de ingresar. En el Senado, todo sigue siendo virtual.

A la plenaria de la Cámara asistieron 18 congresistas de diferentes partidos, la mayoría, de la bancada de parlamentarios por Bogotá. Todos llegaron con tapabocas y en sus respectivos puestos era obligatorio tener gel desinfectante y agua para su hidratación.

Publicidad

Ni los asistentes, ni los miembros de las unidades de trabajo legislativo (UTL), ni los escoltas fueron admitidos en el Elíptico; cinco enfermeras fueron las únicas admitidas en la plenaria.

Así se dio inicio a las sesiones semipresenciales que permitirán votar proyectos de ley.