Un hermano de los exjefes paramilitares Carlos y Vicente Castaño pierde un pleito en la Corte Suprema de Justicia.

Héctor Castaño Gil, hermano de los excomandantes paramilitares y exfundadores de las Autodefensas Unidas de Colombia Carlos y Vicente Castaño Gil, acaba de perder un pleito en la Corte Suprema de Justicia por la recuperación de unos bienes ubicados en el exclusivo sector de El Poblado, en Medellín.

La Corte confirmó una decisión de la Sala de Justicia y Paz del Tribunal Superior de Medellín que le negó al señor Héctor Castaño la recuperación de un apartamento y dos garajes en la unidad residencial El Campestre, que se encuentran embargados. Los bienes fueron incautados en 2016, pues la Fiscalía determinó que el señor Héctor Castaño los adquirió en la época en que fungió como administrador de los bienes de sus hermanos, producto de su actividad ilícita.

 

Lea además: Migrantes irregulares y colombianos indocumentados serán vacunados contra el COVID-19

 

Héctor Castaño alegó que le compró el apartamento a Vicente Castaño «en la época en que este era minero y no participaba en el grupo armado ilegal, pues solo hasta 1994 ingresó a la actividad paramilitar», según dijo, textualmente.

Héctor Castaño estuvo en la Lista Clinton en 2004, pero fue excluido del listado en 2015. Alegó en este proceso que había adquirido el apartamento con recursos lícitos, pero tanto el tribunal como la Corte dijeron lo contrario: aseguraron que el señor Héctor Castaño «cumplía ciertas funciones dentro de la organización ilegal que conformaron sus hermanos y en sus inicios administró y figuró como propietario de varios bienes inmuebles del grupo paramilitar».

En este proceso, la Procuraduría, la Unidad para las Víctimas y hasta el abogado del exjefe paramilitar Salvatore Mancuso pidieron confirmar la decisión en contra del señor Héctor Castaño.