El concejal de Cambio Radical Yéfer Vega reveló el 29 de julio la grabación de una reunión entre el Distrito y la Sociedad Colombiana de Ingenieros en la que, al parecer, se pactaba un complot contra el operador del relleno Doña Juana.

En esa oportunidad, el concejal Vega aseguró que se estaban poniendo de acuerdo para despojar al privado del contrato de concesión.

Tras esas afirmaciones, el abogado de la Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos, Juan Carlos Jiménez, interpuso una tutela exigiendo la rectificación; acaba de ser fallada a su favor.

El Juzgado 19 Civil Municipal le dio 48 horas al concejal Vega para que revele cómo obtuvo la grabación de la reunión que tenía carácter reservado.

Además, tendrá que eliminar de todas sus redes sociales las publicaciones que dieron origen a la tutela, que amparó los derechos a la intimidad y el buen nombre de Juan Carlos Jiménez Triana, abogado de la Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos, quien participó de la polémica reunión.

Todo esto suena raro, muy raro.

Publicidad