En una verdadera encrucijada está el juez segundo civil del Circuito de Bogotá, Ferney Vidales Reyes, quien ordenó la suspensión de las elecciones atípicas en Caucasia (Antioquia), programadas para este domingo, en las que se tenía previsto elegir alcalde.

Resulta que el juez suspendió los comicios al fallar una tutela interpuesta por la señora Rosario del Rocío García Vargas, quien pidió el aplazamiento de las elecciones con el argumento que el municipio está en emergencia sanitaria.

 

Vea también: Preocupación del gremio médico por inminente cuarto pico de COVID-19

Publicidad

 

Y aquí es donde se complica todo: resulta que la señora Rosario del Rocío García Vargas negó haber presentado la tutela y denunció una suplantación de su identidad. De inmediato, el registrador, Alexánder Vega, impugnó la tutela que suspendió las elecciones y pidió a la Procuraduría y a la Comisión de Disciplina Judicial que investigue la actuación del juez en este caso.

Y es que la Registraduría ya invirtió dos mil millones de pesos para realizar esas elecciones, dispuso 27 puestos de votación con 161 mesas, distribuyó los kits de seguridad y designó más de mil cien jurados de votación.

Señor juez, señor juez, señor juez, ¿qué le pasó? ¿Usted engañó o lo engañaron?