Un juez especializado de Bogotá le hizo un llamado al Ministerio de Justicia con el fin de lograr una conexión con la cárcel de Nueva York para escuchar en juicio a Marlon Marín, sobrino del jefe de las disidencias de las Farc, Iván Márquez.

El hombre es testigo protegido de la DEA, luego que llegara a un acuerdo para revelar un plan sobre el envío de diez toneladas de droga a Estados Unidos orquestado por Jesús Santrich, quien habría sido abatido en Venezuela el mes pasado.

 

Vea también: Con más de 100 mil muertos, Colombia entre los 10 países con más víctimas por COVID-19

 

Sin embargo, los líos para Marín no lo relacionan únicamente con narcotráfico, pues en Colombia es investigado por intentar apropiarse de millonarios contratos para la implementación del acuerdo de paz en las zonas veredales y hasta el momento no se ha logrado que responda ante la justicia colombiana.

El juez del caso busca que se logre la conexión desde Estados Unidos para adelantar la audiencia de acusación contra Marín el próximo 13 de agosto por los delitos de concierto para delinquir y enriquecimiento ilícito.