No pasan por un buen momento varios de los exfuncionarios de la administración del exalcalde Gustavo Petro.

Los exgerentes del Acueducto Diego Bravo y de la empresa Aguas de Bogotá Mario Álvarez están acusados por la Fiscalía por presuntas irregularidades en la implementación del nuevo esquema de recolección de basuras.

La exdirectora del Instituto Distrital de Turismo y hoy alcaldesa local de Los Mártires, Tatiana Piñeros, también es acusada por la Fiscalía de presuntas irregularidades en contratación para atender la emergencia de la COVID-19, y el exsubdirector del Instituto de Recreación Juan Carlos Montes es investigado por irregularidades en contratación y será acusado como persona ausente. Y avanzan otras investigaciones.

Cercanos al senador Petro dicen que estas situaciones lo tienen de mal humor.

Ojalá que con la llegada del senador Armando Benedetti a la Colombia Humana mejore el temperamento.