Acaba de concluir en Washington el primer proceso de arbitraje internacional de un inversionista contra Colombia.

Se trata de una demanda instaurada por la multinacional suiza Glencore ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones, conocido como Ciadi, un organismo del Banco Mundial encargado de dirimir las diferencias entre inversionistas y Estados.

Glencore quiere que se le indemnice por la multa de $ 65.000 millones que le impuso la Contraloría General a su filial en Colombia Prodeco, por modificar injustificadamente el sistema de cálculo de las regalías para la explotación de carbón en la mina Calenturitas, en el Cesar. ¿Saben cuánto pide Glencore de indemnización? La medio bobadita de USD 765 millones, es decir, más de dos billones de pesos.

Colombia es representada en este pleito por la firma Dechert, un bufete internacional conformado por más de novecientos abogados que ha defendido, y con éxito, en demandas similares a Ecuador, Bolivia, Guatemala y República Dominicana. Ojalá la quinta demanda también sea la vencida.