Agentes del CTI de la Fiscalía capturaron hoy al alcalde de Inírida, Camilo Andrés Puentes, por presuntos actos de corrupción.

El mandatario tendrá que responder ante la justicia por las presuntas irregularidades que se presentaron en 51 contratos valorados en $ 93.000 millones. La Fiscalía también formulará cargos al gobernador de Guainía, Javier Eliécer Zapata, y al exgobernador Óscar Armando Rodríguez. Según la Fiscalía, los mandatarios se asociaron con cuatro contratistas para direccionar ilegalmente una serie de convenios de infraestructura, de desarrollo agrícola y de suministro para resguardos indígenas.

El alcalde tendrá que responder por cinco delitos, entre ellos concierto para delinquir y peculado. Y nuestros antiguos territorios, ¡en la miseria!