La Contraloría General de la República inició hoy una revisión detallada de los recursos recaudados por la administración de la capital por concepto de multas de tránsito impuestas entre los años 2016 y 2019.

La intervención fue ordenada por el contralor, Carlos Felipe Córdoba, tras recibir una solicitud de la Federación Colombiana de Municipios en la que se advierte que el 10 % de esos recaudos se quedó en las Secretarías de Hacienda y de Movilidad. Ese 10 %, según el Código Nacional de Tránsito, debería ser transferido a la federación para mantener actualizado el famoso Sistema Integrado de Información sobre Multas y Sanciones de Tránsito (Simit). Por eso, la federación le pidió al contralor revisar qué ha pasado en el Distrito con esos recursos, que no son pocos, teniendo en cuenta que en un solo año se imponen en la ciudad casi trescientas mil multas a conductores infractores.

¿Cómo que hay trampitas por ahí?