El magistrado Juan Ramón Martínez, de la JEP, enfrenta una grave acusación de una de sus funcionarias.

La víctima denunció el caso ante el presidente de la JEP, Eduardo Cifuentes, quien a su vez denunció los hechos ante la Comisión de Acusaciones de la Cámara. Cifuentes también dejó claro que respetará las «garantías procesales» del magistrado Martínez, es decir, que mientras no haya una decisión de la Comisión de Acusaciones, el magistrado investigado seguirá trabajando al lado de quien habría sido su víctima.

Le puede interesar: “Decisión del Gobierno y la Fuerza Pública es proteger nuestra frontera”: MinDefensa

La decisión de Cifuentes parece estar de acuerdo con la regla máxima de la justicia: respeto al debido proceso.

La noticia se conoció el 9 de abril, Día de las Víctimas.