La Fiscalía acaba de perder dos millonarias demandas que tenía en su contra por la injusta detención de un sargento retirado del Ejército señalado de vínculos con paramilitares y un fotógrafo que fue investigado por supuesto tráfico de migrantes. Las detenciones ocurrieron en los años 2004 y 2007; en ambos casos, se trató de personas que después de años y años en la cárcel, al final fueron declaradas inocentes.

La primera demanda, por $ 526 millones, fue presentada por el sargento retirado Luis Marcelino Flórez, a quien la Fiscalía de Derechos Humanos capturó por supuestos vínculos con paramilitares, una acusación que resultó tan grave como falsa. El segundo proceso, por $ 307 millones, tiene que ver con la injusta privación de la libertad del fotógrafo de Cali Jorge Iván Henao, bajo cargo de tráfico de migrantes y a quien la justicia absolvió en todas las instancias. Las millonarias condenas fueron impuestas por el Consejo de Estado. Justas y merecidas.