El exgobernador de Córdoba Alejandro Lyons, quien permanece en Estados Unidos como testigo protegido por el caso el cartel de la toga, recibió hoy una millonaria condena por su responsabilidad en el tristemente famoso cartel de la hemofilia en Córdoba.

El fallo de responsabilidad fiscal proferido por la Contraloría General asciende a $ 71.674 millones a título de culpa grave contra Lyons y contra los entonces secretarios de Salud y de Desarrollo, Edwin Preciado y Alfredo José Aruachán.

La Contraloría probó cómo la Gobernación de Córdoba utilizó en el año 2015 miles de millones de pesos para la supuesta atención de pacientes de hemofilia. En realidad, los millonarios recursos terminaron en los bolsillos de Lyons y compañía.