Después de las críticas que generó la construcción del monumento al M-19 por cinco mil millones de pesos, que la Alcaldía había incluido en su proyecto de endeudamiento, el despacho recapacitó y reversó la polémica decisión. Hoy decidió que no construirá el millonario monumento; por medio de las concejales María Fernanda Rojas y Marisol Gómez, ponentes del cupo de endeudamiento, se excluyó del proyecto la propuesta al considerar que no era prioritaria y su costo era muy elevado.

Los recursos que iban a ser destinados al monumento para conmemorar 30 años de la firma del acuerdo de paz con el M-19 ahora serían redireccionados para construir una sede de la Universidad Distrital en Kennedy o para financiar la renta básica para las personas más afectadas por la pandemia.

Bien dice el proverbio: errar es de humanos ¡y corregir es de sabios!