La Fiscalía acusa ante la Corte Suprema de Justicia a una exgobernadora. 

Se trata de la exgobernadora del Quindío Sandra Paola Hurtado Palacio, por los delitos de contrato sin cumplimiento de requisitos legales y peculado por apropiación.

De acuerdo con la Fiscalía, durante el periodo 2012-2015, la exmandataria departamental habría incidido en el direccionamiento de, por lo menos, cuatro contratos de infraestructura y servicios vitales para la comunidad, de tal forma que quedaran en manos de la empresa Inalcon S. A. S., a cambio de dádivas que ascendieron al 15 % del valor de los contratos.

Adicionalmente, fueron identificados sobrecostos en los contratos por más de $ 5400 millones, los cuales buscaban garantizar el pago de las comisiones pactadas. 

Hurtado se habría apropiado de más de tres mil millones de pesos.