Voy a demostrarles por qué Francia es el único país africano que queda en el Mundial.

Vean: Kimpembe, del Congo; Umtiti, de Camerún; Pogba, de Guinea; Mbappé, de Camerún; Dembélé, de Senegal; Tolisso, de Togo; N’Golo Kanté, de Malí; Matuidi, de Angola; N’Zonzi, del Congo; Mandanda, del Congo; Ramo, de Marruecos; Fekir, de Argelia.

Y no es solo Francia, las selecciones de Bélgica e Inglaterra, los países que más territorios colonizaron en África, también son hoy más mestizas, más diversas, ¡más ricas!, ¡la integración!, ¡el talento de origen africano conquista el Mundial!