¡Quién lo creyera! Miren esta historia. Un grupo de unos cinco mil afectados por el descalabro de las libranzas están a punto de convertirse en socios de Mercantil Colpatria, cabeza del gigantesco grupo empresarial.

Resulta que luego de la liquidación de la administradora de libranzas Estraval, el agente liquidador, Luis Fernando Alvarado, descubrió que los directivos de Estraval eran propietarios

de más de sesenta y cinco mil acciones de Mercantil Colpatria, las cuales serán utilizadas para el pago de acreedores. Esas 65.000 acciones fueron ofrecidas a los actuales socios de Mercantil Colpatria a un precio de $ 382.000 por acción, sin embargo, no se recibió ninguna oferta. Ahora, esas acciones están disponibles para quien las quiera comprar; si no se reciben ofertas antes de un mes serán adjudicadas directamente a los afectados por Estraval.

El paquete vale $ 25.000 millones. Los afectados por Estraval se van a ganar el Baloto sin comprarlo.