Durante una audiencia en la Corporación de Justicia Solidaria, se denunció que unos 400 integrantes de las extintas Farc siguen en prisión pese al beneficio de excarcelación que les otorgó el acuerdo de paz firmado en 2016. Según la corporación, estos excombatientes han firmado todos los compromisos de verdad y no repetición ante la Justicia Especial para la Paz, pero las autoridades aún no emiten sus órdenes de libertad.

La corporación, con el apoyo del representante a la Cámara del partido FARC Marcos Calarcá, pidió al Gobierno acelerar la implementación del acuerdo de paz, que incluye la amnistía para estos excombatientes, algo con lo que se comprometió el presidente Iván Duque luego del anuncio de Iván Márquez de volver a la guerra.