La próxima semana, la Casa de Nariño deja de ser, muy temporalmente, la sede del Gobierno. El presidente Duque y todos los ministros se van a la Hacienda Hato Grande, donde adelantarán un cónclave para evaluar los resultados de los primeros 11 meses de gobierno, proyectar lo que será el segundo año de la administración Duque y fijar la agenda de proyectos que irán en la próxima legislatura al Congreso. No será una reunión de un solo día; el cónclave empieza el martes y se extenderá hasta el viernes.