En el próximo mes de marzo se retira de la Corte otro magistrado por periodo cumplido.

Se va el magistrado de la Sala Civil Ariel Salazar. Y lo grave, lo gravísimo de su retiro es que sin él la Corte pierde su quorum mínimo para decidir. La Corte está integrada por 23 magistrados; hoy faltan siete magistrados, es decir, solo hay 16 magistrados y esa cifra, 16 votos, es la mayoría de dos terceras partes que exige toda elección de la Corte. Al retirarse el magistrado Salazar, la Corte quedará con solo 15 y no podrá decidir más.

A esa gravísima situación están condenados el país y las Cortes mismas, si no logran elegir y como vieron, el asunto no está nada fácil.