Luego de hacer un seguimiento riguroso a la plataforma «Talento, no palanca», lanzada con bombos y platillos por la Alcaldía de Bogotá a principio de año, un concejal terminó decepcionado.

El concejal Martín Rivera, del Partido Verde, el mismo de la alcaldesa, encontró serias irregularidades en su funcionamiento y lo denunció. Según su queja, cerca de doscientas dieciocho mil personas presentaron su hoja de vida en «Talento, no palanca», pero solo el 2 % de quienes se presentaron fueron contratadas por el Distrito.

Este año, en la Alcaldía se han celebrado 50.210 contratos de prestación de servicios, pero solo 3548 pasaron por el programa y de ellos, 2200 contratos se hicieron solo por tres meses. Solo siete de cada cien contratados por el Distrito son de «Talento, no palanca».

Estas cifras ponen en tela de juicio la efectividad del programa, según el concejal denunciante. Mala cosa.